EQUINOCCIO, CAMINAR ENTRE LOS MUNDOS

Ante el nuevo portal que se abre

TERESA RODRÍGUEZ

funambulista-reuters

Mientras camino
Mi sombra a mi lado
Contempla la luna.
SODO

La fotografía expresa, como en las antiguas pinturas chinas, el tamaño del ser humano en relación a las fuerzas de la naturaleza. En este Equinoccio se nos pide recordar de nuevo que el ser humano es sostenido por los poderes del Cielo y la Tierra, que está a merced del Misterio y que florece en cada paso que da desde su corazón en sincronía con los poderes cósmicos.

El llamado de este equinoccio es florecer en la luz siguiendo la fuerza de la naturaleza como lo hace la inteligencia de la semilla, que sabe quién es y cómo tiene que desplegar su belleza o transformarla en un hermoso canto de cisne. El mundo vegetal nos enseña a ser exactamente lo que somos.

En este Equinoccio de primavera (hemisferio Norte) y de otoño (hemisferio Sur) se nos recuerda la importancia de…

Ver la entrada original 956 palabras más

LAS TRES REINAS MAGAS

Gaspara: Te traemos sus presentes

-son los de siempre-, incienso, mirra,

y un poco de oro para tus pastores,

que son los que más lo necesitan.

 

Baltasara: Hemos venido nosotras,

(triste) porque nuestros esposos…

están en las guerras…

Mi Baltasar está en Camboya.

 

Melchora: Mi Melchor lucha en Oriente.

 

Gaspara: Mi Gaspar fue prisionero

y ahora está convaleciente.

 

Las tres reinas a coro: ¡Y ninguno de los tres

quiere estar en el frente!

 

 

Gloria Fuertes. Las tres Reinas Magas.